.

Los hipocampos o caballitos de mar, son criaturas fascinantes, que parecen obra de la fantasía de algunas mentes, como el unicornio, pero existen realmente, y aquí en las costas rionegrinas son una palpable realidad.
Paradójicamente, la atracción que estos animales poseen puede ser la causa de su desaparición. En la mayor parte de las zonas turísticas del mundo se venden, disecados, varios millones anualmente.

"Comprar uno de estos animales es promocionar la desaparición de los mismos, los cuales empiezan a ser escasos en muchas zonas. Evitando caer en la tentación de adquirir uno evitamos que se prosiga la caza de estos maravillosos seres al dejar de ser un comercio rentable. De esta forma podemos colaborar, con nuestro granito de arena, a conservar el medio marino, el cual está francamente en peligro en nuestros días".

  1. Definición
  2. Características
  3. Comportamiento
  4. Hábitat
  5. Comida
  6. Reproducción
  7. Camuflaje
  8. Vida en acuario
  9. Compatibilidad con otras especies
hippocampo en el fondo marino
I. Definición
Nombre Científico
Filum
Subfilum
Superclase
Clase
Subclase
Infraclase
Superorden
Series
Orden
Suborden
Familia
Hippocampus
Chordata
Vertebrata
Gnathostomata
Osteichthyes
Actinopterygii
Neopterygii
Singnátidos (Syngnathidae)
Percomorpha
Gasterosteiformes
Syngnathgoidei
Syngnathidae
Nombre Común en distintos Idiomas:
Alemán
Castellano
Catalán
Francés
Inglés
Italiano
Portugués
Langschn uziges Seepferdchen
Caballito de mar
Cavallet de mar
Cheval marin
Sea horse
Cavallo marittimo
Cavalo Marinho


El caballito de mar es un verdadero pez marino, pequeño, muy especializado. Pertenece a la familia de los Singnátidos.  (Palabra de origen griega que significa "mandíbulas unidas").
Su nombre deriva del parecido físico que tiene su rostro al de los caballos terrestres, pero en nada más puede comparárselos con ellos.
Hippocampus como también se los denomina, es una palabra griega que significa "caballo torcido."
Constituye el grupo de peces marinos desprovistos de aleta caudal, la cuál ha sido modificada en una cola prensil que les permite fijarse sobre algas y plantas.
Suman en total unas 35 especies y alrededor de 100 subespecies, distribuidas por todo el mundo.  
En el Océano Atlántico, el caballito de mar más común es el Hippocampus hudsonius. Su vida máxima es de 4 años y 7 meses.


II. Características


Presenta una característica, única entre los peces, tiene la cabeza en ángulo recto con el cuerpo y representa, en muchos aspectos, a la fase final de varias tendencias presentes en todos los singnátidos.
Tienen el cuerpo comprimido lateralmente y tienen un esqueleto cutáneo formado por anillos anulares óseos, llamado también armadura de placas u escudos óseos, los cuales le dan rigidez al tronco.
  Dependiendo de las especies, alcanzan tamaños de aproximadamente 5 a 36 cm ( 2 a 14 pulgadas).
La cola, es del tipo prensil y se puede enroscar en torno a los tallos marinos para proporcionar anclaje.
Carecen de aletas caudal y ventral. Las pectorales y la dorsal son muy tenues y tienen forma de abanico. La dorsal impulsa los desplazamientos horizontales, está situada a su espalda y la agita 3 veces y media por segundo. Las pectorales impulsan los movimientos verticales.
Es un nadador muy lento que adelanta por medio de vibraciones ondulantes de la aleta dorsal, mientras el pez progresa en posición erecta característica. También suele enrollar la cola hacia el vientre.
Algunos expertos calculan que un caballito tardaría 2 días y medio en recorrer 1 Km.
Sube y baja mediante ajustes del volumen de aire de unos diminutos sacos que reciben el nombre de "vejigas natatorias".
Sus ojos se mueven independientemente uno del otro y moviendo su cabeza puede vigilar perfectamente entre las hierbas en las que viven.
Cuando convergen sus ojos, logran visión como de prismáticos.

anatomia del caballo de mar


III. Comportamiento


La conducta de los caballitos de mar vivientes es tan interesante como las antiguas leyendas sobre estos animales. Es capaz de ostentar notables cambios de color mutándolo según el medio que le rodea.
Puede utilizar la cabeza para trepar por entre las algas en las que vive descolgándose de unas a otras.
Con frecuencia varios adultos van juntos, trenzando sus colas prensiles con apariencia de que ejecutan una danza, la cual puede ser fatal cuando la ejecutan ejemplares jóvenes, que a veces no saben desprenderse y acaban muriendo de inanición.


IV. Hábitat


Los caballitos de mar viven en aguas tranquilas y cálidas (temperatura del agua 24º C., siendo mortal cuando las temperaturas superan los 28º C. ), en los mares templados y tropicales, en todo el mundo, aunque tienen una distribución discontinua, puesto que están ausentes en largos trechos de la costa del oeste de África y del área Indo pacífica, en la que pueden aparecer en una región y faltar por completo en otra.
Viven cerca de las costas, entre las praderas de fanerógamas marinas y algas, en zonas de arrecifes y de restingas. Se los encuentra en colores variados en la zona de la Bahía San Antonio, frente a Las Grutas, en la zona de la ría en San Antonio Oeste, en la zona de restingas en la zona de Puerto San Antonio Este, y en la zona de Caleta de los Loros.

Desgraciadamente, el caballito de mar, se está acercando rápidamente a convertirse en una especie puesta en peligro de extinsión. Existe alrededor de ellos un comercio legal e ilegal muy grande, quizás unos 20 millones anualmente o más, se calcula que la población mundial se ha reducido al 50% en los últimos 5 años..
Estos, son usados principalmente en medicinas chinas, afrodisíacos y comida, además de estar creciendo en el mercado occidental su uso para curiosidad y como pez de acuario. A mediados de 1993, los precios en Hong Kong se fueron de $ 350 a $ 1200 por un kg (2.2 lbs) de caballito de mar seco. Solamente en medicinas chinas, se consumen alrededor del 95% de los caballitos de mar capturados anualmente. Será muy difícil frenar su uso, ya que se usa desde hace más de dos mil años (2000) como pociones para tratar la impotencia y esterilidad, el asma, enfermedades de riñon, del corazón y las enfermedades de la piel. Lo que se debe buscar es disminuir la captura en los lugares donde la especie se encuentra en peligro, y tratar de sustituir las medicinas creadas con ellos por otras substancias artificiales. En Perth, los caballitos de mar vivos para acuarios son vendidos a $ 20. Se estima que mundialmente se venden 1 millón de caballitos de mar para acuarios..

Por último, otro peligro para los caballitos de mar, es la destrucción de su hábitat natural. La polución y destrucción del fondo marino, el desarrollo de puertos deportivos, agregan presiones en contra de estos pequeños y fascinantes animales.


V. Comida


Ellos comen los pequeños crustáceos, lombrices y otros invertebrados que normalmente cazan al acecho camuflados entre las algas, a los cuales succionan con sus largos hocicos,   cuando pasan nadando.

También algunas crías de peces, como son los guppies, platys (alevines) y mysis (larvas de Corethra).


VI. Reproducción


Se reproducen desde la primavera hasta los meses de verano. En esta época, el macho y la
macho embarazado hembra se entrelazan con la cola. Después de una danza nupcial, en esta posición, la hembra traspasa de su cloaca, con ayuda de una papila genital de unos 3mm. de largo, sus huevos a la bolsa ventral (incubatriz) de los machos, que está recubierta de suave tejido y dispuesta en compartimentos, para mantener cada huevo separado, como en células esponjosas. Puede encontrarse cierto paralelismo entre el tejido que rodea estos huevos y la placenta de los mamíferos.
Los machos son polígamos, y pueden ser visitados por cierto número de hembras, que le dejan huevos, pero si un huevo no alcanza a llegar a uno de estos departamentos no se desarrolla. No obstante, los que caen bien, se desarrollan en esta bolsa entre los 15 a 50 días según la especie y eclosionan dentro ella. El recién nacido queda allí hasta que ha consumido toda la yema.
El
nacimiento o eyección de los jóvenes parece ser agotador para el padre. Agarrándose firmemente con la cola sobre un soporte, frota su bolsa contra una concha o roca hasta que salen los jóvenes, con fracciones de sus tejidos internos. No parece cierto que sean los hijos los que producen la rotura de estos tejidos.
Un macho de buen tamaño puede dar a luz a más de 200 jóvenes, que son la perfecta réplica del adulto, aún teniendo 1 cm (0.4 de pulgada) de longitud o menos.

Los primeros días entraran y saldrán de la bolsa según haya peligro o no en el exterior.
recien nacido
En algunos caballos marinos tiene lugar un apareamiento similar, aunque ambas partes no se sujetan por medio de la cola. Gracias a esta diferencia se evitan cruces entre ambas especies.

Caballito de mar recién nacido,
en escala ampliada.

 


VII. Camuflaje


El camuflaje puede alcanzar un extraño grado de perfección en algunos miembros, como Phyllopteryx foliatus, australiano, que está dotado de apéndices carnosos en forma de hoja que decoran el cuerpo simulando algas. Llega a medir hasta 30 cm., tamaño verdaderamente grande para un pez de este grupo.

camuflage
dragón de mar australiano


VIII. Vida en acuario


A pesar de su atracción como pez de acuario, los caballitos de mar son difíciles de mantener en ambientes artificiales. Las condiciones tienen que ser perfectas, y necesitan del suministro constante de comida. El hecho triste es que la mayor parte de los caballitos de mar que son vendidos a acuaristas están siendo enviados a su muerte.

Estos animales suelen normalmente aceptan tan sólo alimento que se mueve, y por ello hay que alimentarlos con organismos vivos, ya sean moscas de agua, crustáceos pequeños, diversas larvas de mosquitos y peces jóvenes de reducido tamaño (guppies). A veces aceptan también comida congelada que les debe ser ofrecida con pinzas.

Como estos animales comen muy despacio y están junto a su presa un buen rato hasta que la devoran, por lo cuál, no deben juntárseles con otros peces que les hagan la competencia. Lo mejor es combinarlos con animales inferiores inofensivos.
Aunque estos animales precisan un agua rica en oxígeno, al airear el agua con los aparatos adecuados se forman burbujas que los caballitos de mar tienden a tragar,  el aire que llega así a su vientre puede hacerles subir hasta la superficie, donde no tardan en perecer.


IX. Compatibilidad con otras especies


Solamente con aquellas especies que vivan en aguas tranquilas y no compitan con ellos por la comida.